¿Qué diferencias encuentra el profesor entre clases en línea y clases presenciales?

Al buscar diferencias entre clases en línea y clases presenciales, es fácil encontrar las diferencias que los alumnos afrontarán entre uno y otro tipo de formación, pero como profesor, también hay importantes diferencias entre impartir clases en un aula clásica y un aula virtual.

Conocer estas diferencias desde el punto del docente es el primer paso para convertir estos cambios de las clases en línea en ventajas para ofrecer clases con mayor valor formativo. ¿Qué tal si te damos algunas de las claves que, como profesor, notarás si pasas las clases a un formato virtual?




¿Qué diferencias encuentra el profesor entre las clases en línea y las clases presenciales?

El tiempo es un valioso recurso que se pierde con demasiada facilidad, gracias a las clases particulares se pueden ahorrar buenas cantidades, algo que influye positivamente a nivel profesional como personal. Quizás la diferencia más fácil de intuir es el ahorro del tiempo en desplazamientos que se obtiene, es una ventaja para el alumno, pero también para el profesor que puede invertir este tiempo para la preparación de sus clases o para su formación particular.

Más útil desde el punto de vista del docente es la posibilidad de preparar clases a partir del punto exacto en el que se terminó la sesión anterior. Todo el contenido de las clases queda recogido en la plataforma, así que como profesor puedes acudir a este espacio para identificar el punto exacto en el que se terminó la clase y cómo continuar a partir de ahí.

Esta posibilidad de revisar los contenidos que se han dado, incluso de una forma menos directa, sirve además para preparar nuevas clases a partir de los contenidos que ya se han introducido durante las clases anteriores, pero en los que aún no se ha profundizado.  Incluso una consulta de clases anteriores online puede servir para encontrar ideas para nuevas clases o para contenidos relacionados. Así se pueden suplir esas pequeñas lagunas que, en ocasiones, el profesor tiene sobre los contenidos ya dados o sobre aquellos en los que conviene incidir.

Continuando con la posibilidad de acceder a las clases que ya se han dado de forma virtual, el profesor puede obtener de ellas datos e informaciones precisas sobre la evolución de las clases, a fin de desarrollar informes o planes de progresos, pero también para la creación de nuevos planes para clases de nivel avanzado.

Un último aspecto importante que tiene que ver con la posibilidad de consulta de las clases online es el hecho de que cada clase queda registrada en la plataforma y puede servir de inspiración también para otros alumnos con un nivel similar, tanto de forma general para las clases, como de forma concreta para un temario.

Por cierto que, con la formación mediante clases en línea, las posibilidades de perder recursos, documentos o ejercicios son menores. No importa si los documentos se pierden en dispositivos físicos o incluso en almacenaje en nube no eres capaz de localizarlos, si han sido compartidos con un alumno virtual en clases en línea, esos recursos los podrás recuperar.

Por supuesto, no se pueden olvidar las oportunidades que una conexión online ofrece a la hora de buscar actividades o explicaciones para dudas de los alumnos, aunque, en este caso, mejor que una respuesta a medias o que un corta pega de información de internet, se puede invitar al alumno a buscar la información para ponerla en común con tu búsqueda en la siguiente clase. Así, en lugar de dar una respuesta de poca utilidad, se invita al alumno a aprender de forma independiente, y también el profesor tiene tiempo para preparar una clase dedicada.

Una clase que, además, podrá después aprovechar con otros alumnos, con los puntos de vista del profesor y también de un alumno, y no solo dentro de la formación online, porque este contenido se pueden adaptar a clases presenciales.

Las clases en línea: Formación con ventajas también para el profesor

Las clases en línea siguen creciendo frente a la formación tradicional, y no hay que buscar mucho para descubrir algunas de sus ventajas más notables para los alumnos.

Pero también, como docente, puedes aprovechar las interesantes y atractivas diferencias entre las clases en línea y la formación para ofrecer clases de mayor calidad formativa, tanto para alumnos presenciales, como para alumnos online.

Sin importar si ya estás dando clases particulares presenciales o si empiezas ahora como profesor particular, ¿has pensado en incluir la opción de dar clases particulares en ClassGap? Es mucho lo que puedes ganar, y no tienes nada que perder.

Etiquetas: , , , , , , ,