Conociendo un profesor estrella : Vicent Picó, profesor de ciencias

Vicent Pico, profesor de Química, Física y Matemáticas en ClassGap, tiene un perfil docente bastante típico en el que incluye su experiencia, las asignaturas que imparte y los niveles a los que destina su formación. Sin embargo, su perfil tiene un elemento del que no muchos puede presumir: cinco estrellas, la máxima valoración de ClassGap. Detrás de estas cinco estrellas se encuentran cientos de valoraciones positivas de alumnos que convierten a Vicent en uno de los profesores estrella de ClassGap.

Hablamos con él para conocer un poco más a este profesor particular en línea, y también para saber si nos desvela algunos de los secretos del éxito de sus clases…



C: ¿Cómo conociste ClassGap?
V: Conocí ClassGap tras una búsqueda en Google de plataformas que pusieran en contacto a alumnos y profesores, con el objetivo de dar clases particulares (presenciales) en mi ciudad. Saltando de una web a otra acabé, no sé exactamente cómo, en ClassGap. ¡Y aquí sigo!

C: ¿Cuál fue el motivo que te animó a registrarte en la plataforma?
V: La idea que había detrás de ClassGap me sedujo desde el primer momento. La comodidad de las clases particulares on-line junto a la flexibilidad horaria de la que me permitía disponer fueron motivo suficiente como para darle una oportunidad a esta nueva manera de dar clase. Encajaba, además, con lo que yo buscaba y con mis compromisos profesionales de aquel entonces.

C: ¿Habías dado clases particulares antes?
V: Sí. Tengo varios años de experiencia en el sector. He dado clases particulares y de refuerzo, sobre todo en academias físicas, pero también a domicilio. Además, debido a mi formación multidisciplinar (soy licenciado en física y en filosofía), he tenido la suerte de poder impartir clases de diferentes materias y niveles, en las diferentes ciudades en las que he vivido (Barcelona, Madrid, Valencia).

C: ¿Cuánto tardaste en encontrar al primer alumno para tus clases en línea?
V: No tardó demasiado. Unos días, quizás. Una semana, a lo sumo, si recuerdo bien.

C: ¿Y qué tal fue esa primera clase? ¿Te resultó complicada?
V: La primera clase (justo cuando Classgap empezó) fue algo desastrosa porque hubo algunos problemas técnicos que tardaron en resolverse. Sin embargo, he de reconocer que durante estos 18 meses mi experiencia con la plataforma, con el aula virtual y con las diferentes funcionalidades que ofrece ClassGap ha ido mejorando día a día. En cuanto a mis primeras clases, en el momento en el que los problemas técnicos se solucionaron, no me resultó complicado ponerme a hablar de física o matemáticas con mis alumnos, para lograr que aprendiesen alguna cosa y que tuviesen garantías de susperar sus exámenes.

C: De media, ¿Cuál es el número de clases que te solicita un alumno?
V: La mayoría de alumnos que he tenido suele solicitar un paquete de, al menos, 10 clases. Según las necesidades de cada alumno y las materias que preparan conmigo, he podido llegar a dar hasta 70 clases con el mismo alumno.

C: Del aula virtual, ¿cuál es el recurso que más utilizas en tus clases?
V: Utilizo muy frecuentemente en mis clases la pizarra virtual. ¡Prácticamente escribo mejor con el ratón en la pizarra que con papel y lápiz! El tipo de asignaturas que imparto se presta al uso de la pizarra para resolver problemas, anotar alguna indicación teórica, representar diagramas, etc. La opción de subir un documento en pdf (apuntes teóricos, ejercicios, exámenes) y poder escribir sobre él, dota a las clases de un dinamismo inimaginable para mí antes de conocer ClassGap.

C: En tres palabras, ¿cuáles son las ventajas de dar clases en línea con esta plataforma?
V: La primera palabra sería flexibilidad. Y las otras dos palabras serían dos adjetivos: dinámica e intuitiva.

C: Para terminar: ¿Cuál consideras que es la principal razón por la que tus alumnos te puntúan alto?
V: Creo que lo fundamentel en las clases particulares (y aquí no importa tanto que sean virtuales o presenciales) es el trato personalizado. Los conocimientos (en cuanto a contenidos) están en los libros, en Google, en La Nube. ¡Saber cosas es lo de menos! Lo más importante es saber cómo acceder a esos conocimientos, cómo llegar a aprender ciertos contenidos, de qué manera preparar un examen o completar una hoja de ejercicios. Y la metodología docente adecuada para ayudar a un alumno a lograr esos objetivos es, sin duda alguna, ponerse en su piel, interesarse por lo que sabe y lo que no sabe, por lo que le gusta más y lo que le gusta menos. En mis clases suelo ser muy “preguntón”. Sólo de ese modo puedo ayudar al alumno a preparar mejor una asignatura, sólo así puedo “enseñarle a aprender”. 
Y creo, honestamente, que eso es lo que mis alumnos valoran de las clases particulares que tengo con ellos.

¡Muchas gracias por formar parte de ClassGap!

Visita el perfil de Vicent

Etiquetas: , , , , , , , , , ,